Semana 44: aprendiendo a hablar

Aprender a hablar puede ser divertido. El bebé anda de aquí para allá, explorando cada rincón, buscando sus juguetes y sus cosas. La curiosidad lo atrapa.

412_f2

Juegos y palabras

Mientras deambula por toda la casa puede responderte si le preguntas cosas sencillas. Por ejemplo, si abraza su muñeco preferido puedes preguntarle ¿es tu pato? o ¿dónde está tu muñeca?

Por esta época, tu hijito podría largarse a hablar con más fluidez. Seguramente continúe con su “media-lengua”. Tal vez haga largos discursos aunque no puedas comprender exactamente qué quiere decirte. A medida que se acerca el undécimo mes, podrá imitar los sonidos del lenguaje imitando los tuyos.

Las personas nombramos las cosas que nos rodean por medio del lenguaje. Tu hijo está haciendo enormes esfuerzos para comprender y lograr hablar. Existen muchas maneras divertidas de introducirlo al lenguaje.

Léele muchos cuentos que sean coloridos, con dibujos llamativos y de texturas diferentes.
Muéstrale los objetos que lo rodean, descríbelos y juega con él a conocerlos. También puedes mostrarle y contarle de qué color, forma y olor son las cosas. Aprehender el mundo a través de los cinco sentidos será muy divertido y fructífero para tu niño. También puedes empezar a usar términos comparativos, como “grande” y “pequeño”, “dentro” y “fuera”. ¡Enséñale el mundo con tus palabras!

Seguramente ya pueda realizar juegos secuenciales. Aún le gusta jugar a meter y sacar cosas de un recipiente. Poner un broche tras otro en el balde puede ser un juego sencillo pero muy divertido para hacer.

También está descubriendo objetos que le sirvan como herramientas para alcanzar aquello que desea. Por ejemplo, es posible que tire del piolín de su patito o carrito para acercarlo hasta sí mismo. Estos avances son muy importantes y le facilita la realización de algunas tareas.

Todavía tienes tiempo, pero cuanto antes empieces a preparar el cumple de tu bebé, más relajada vas a estar en ese día tan importante. Para tu bebé también será todo un acontecimiento: no es mala idea comenzar a charlar con él sobre el tema.

comentarios