Recolección de sangre del cordón

La colecta de la sangre del cordón umbilical es simple, segura y sin ningún tipo de riesgo para la madre o para el bebé. Debe realizarlo un médico especialmente capacitado para ello y con todo el material esterilizado preparado para este fin.

Recolección de sangre del cordón umbilical-2

Se realiza después del parto, con el cordón umbilical y la placenta por lo cual es completamente indoloro y sin riesgo.

Posteriormente, la sangre obtenida es procesada para obtener la mayor cantidad de células madre y pasar de este modo a la crío preservación. Las células son almacenadas en nitrógeno líquido a –196° de temperatura durante el tiempo necesario.

Los Bancos privados de sangre del cordón umbilical ofrecen diferentes beneficios como asesoramiento y seguimiento médico durante el embarazo. Durante el proceso interviene un médico capacitado por ellos para la recolección de la sangre. A su vez, éstos realizan un back up de la muestra en otro laboratorio y producen una criogenación fraccionada (permitiendo su uso parcial).

Por otra parte, los Bancos privados de sangre proporcionan muchas facilidades de pago.

El Banco de sangre de cordón umbilical público que funciona en el Hospital Dr. Garraham, por ser su finalidad la de la conservación para futuros trasplantes, solicita que la madre cumpla con ciertos requisitos para poder ser donante. Debe ser mayor de 18 años y con una edad gestacional mayor a 34 semanas al momento de la colecta y no tener historia médica de enfermedades neoplásticas (cáncer) y/o hematológicas (anemias hereditarias por ejemplo).

Importante: el centro de atención médica realiza un seguimiento del bebé durante los primeros 6 meses de vida para descartar presencia de enfermedades genéticas.

En ambos casos, la colecta de la sangre se realiza del mismo modo, completamente seguro y sin riesgos para la madre y para el bebé.

comentarios