Primeros Auxilios: Convulsiones febriles

Esta es una breve guía para que aprendan a reconocer y tratar una emergencia como convulsiones febriles. Es importante que recuerden, sin embargo, que como señala la frase “primeros” auxilios, se trata de una serie de procedimientos destinados a preservar la vida en situaciones de emergencia, antes de que pueda hacerse cargo un profesional de la salud.

PRIMEROS AUXILIOS: CONVULSIONES FEBRILES

Es vital que siempre busquen atención médica. Por otra parte, esta guía no puede reemplazar un entrenamiento en Primeros Auxilios, un curso recomendable para todos los padres que quieran estar mejor preparados para asistir a sus hijos.

Síntomas que puede tener su bebé

• Rostro enrojecido, transpiración, frente caliente.
• Ojos dados vueltas, fijos o entrecerrados.
• Rostro de tonalidad azulada si estuvo conteniendo la respiración.
• Espalda arqueada y rígida.
• Puños apretados.

Aplicación de Primeros Auxilios

1. Coloquen al niño de costado en el piso o en una superficie amplia y chata para su seguridad.
2. Retiren los objetos cercanos que puedan dañarlo.
3. Si vomita pueden darlo vuelta para que quede de costado o boca abajo.
4. Después de que la convulsión se detuvo, retiren las prendas de ropa excesivas para ayudar al enfriamiento.
5. Busquen atención médica.

Importante

• NO intenten enfriarlo con esponjas o bañándolo: esto puede empeorar la fiebre.
• NO traten de ponerle nada en la boca para evitar que se muerda la lengua.
• NO intenten sostener a tu bebé para detener los movimientos de la convulsión.

comentarios